EMPRESA SISTÉMICA Y SU GESTIÓN DEL TIEMPO

imagen

La empresa sistémica es una organización integrada en la Sociedad y da respuesta a una necesidad de ésta. Es su misión, por encima de todo, incluso por encima de generar beneficios económicos.

En segundo lugar, es una organización conformada por personas que se agrupan en torno a cuatro papeles fundamentales:

  • Adquirir los productos o servicios (clientes)
  • Ejecutar las actividades (empleados)
  • Gestionar la empresa (dirección)
  • Facilitar recursos materiales (accionistas)

El sistema de gestión de la empresa obedece a los principios de la metodología Agile.

Pero lo esencial del funcionamiento de esta empresa es que el tiempo es un elemento básico de su gestión y se gestiona.

  • El tiempo, traducido en dedicación, es una parte fundamental a considerar para cada uno de los cuatro colectivos.
  • La empresa tiene que gestionar el tiempo que dedica a sus clientes, en qué periodos está disponible para ellos.
  • Tiene que gestionar el tiempo de sus directivos y sus empleados, el nivel de dedicación con el que contribuyen a los resultados.
  • Y, por último, también gestiona el tiempo de sus accionistas, si es que hay una dedicación por su parte.

Sus trabajadores (directivos y empleados) perciben una retribución económica básica en función de sus responsabilidades, perfil, características, ... que, como mínimo, cubre suficientemente sus necesidades. A parte, su retribución económica puede incrementarse en función del cumplimiento de unos objetivos (individuales y/o de grupo)

Pero, unida a la retribución económica, hay también una retribución de tiempo.

La retribución económica básica integra un tiempo de dedicación también básico. Ese tiempo básico de trabajo tiene que ser gestionado para facilitar la conciliación laboral y personal.  El trabajador negocia con la empresa la distribución de su tiempo básico de trabajo. Esa distribución del tiempo se puede re-negociar, a instancia de parte, en cualquier momento, pudiendo o no tener una repercusión, positiva o negativa, en la retribución económica. Esto permite que:

  • Cada trabajador pueda adaptar su horario a sus necesidades y cambiarlo si estas cambian.
  • Personas que se aproximan a la edad de jubilación puedan disfrutar de una reducción de jornada.
  • Padres y madres de niños pequeños dispongan de tiempo para atenderlos adecuadamente.
  • Personas con discapacidad o problemas de salud, puedan ajustar su horario a sus características particulares.
  • Estudiantes y personas en práctica pueda compaginar el trabajo con su actividad principal.
  • La empresa, en caso de necesidad, pueda incrementar o disminuir el tiempo de dedicación de sus trabajadores.
  • El teletrabajo se pueda ejercer con mayor facilidad y rigor.

En un resumen sintético, mi empresa ideal tiene unos valores enraizados en la sociedad, unos principios de actuación caracterizados por la dinamicidad, flexibilidad y autonomía y unos sistemas de gestión acordes donde la contraprestación no solo es económica sino que también, y sobre todo, es de tiempo. La piedra angular de su gestión

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información