Saltar al contenido

Penar el mal ejemplo

Las reducciones de personal mediante jubilaciones anticipadas contribuyen a crear la imagen de que los senior son el personal menos productivo de las empresas, y por ello el del que se prescinde primero. Este sentir, como todos los malos ejemplos, se extiende con demasiada facilidad por la sociedad. Las autoridades laborales deben prevenir esta utilización de los trabajadores senior, e impedir que se use o abuse de ninguna ayuda pública, o de recursos legales para facilitar esta clase de política en las empresas, especialmente en las que reducen personal con la intención de aumentar beneficios, en ocasiones reemplazando el personal despedido con nuevo personal peor pagado.
Podría incluso considerarse poner impuestos a las empresas en la medida en que sus plantillas se alejen de la demografía de la población activa en sus áreas de acción.

  • 22 visitas
  • 0 comentarios
  • 0 votos
Creado por
carolvs
Estado del ciclo de vida
Sacos
Ideas anteriores

Comentarios

Esta idea está siendo procesada y no puede recibir comentarios
Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información