Prepararse para la segunda vuelta profesional

La realidad nos está demostrando que a partir de los 50 años hay una alta probabilidad de cambio en la vida profesional, que si no nos pilla preparados puede suponer enfrentarnos a una situación que no controlamos. Estar preparados para afrontar este momento, o "segunda vuelta" profesional, puede exigir varias cosas:

- Asumir que nuestro ciclo profesional puede tener nuevas opciones. Esto nos lleva a reflexionar sobre qué nos gustaría hacer a partir de esta edad y qué haríamos cuando dejemos la empresa en la que estamos. No esperemos a tener 50 años para contestar a esta pregunta.

- Fomentar e invertir tiempo y esfuerzo en formarnos en otras capacidades al margen de las core que ya tenemos. La formación a lo largo de la vida es fundamental para crecer profesionalmente, pero lo es aún más para prepararnos ante esta nueva etapa de cambio. Exploremos nuevas opciones y preparémonos.

-Trabajar nuestro entorno social y las redes de contactos. Este capital social será nuestro principal motor para el cambio. Nuestros colegas, clientes, proveedores y sobre todo, las personas que nos dirigen o a las cuales reportamos, en el momento de la salida profesional, deben ser las primeras en conocer nuestros intereses. Quien mejor que los que te conocen para apoyarte en el cambio profesional.

-Prepararse para el cambio también exige haber planificado desde el punto de vista económico-familiar esta posibilidad. Disponer de una pequeña "hucha" puede ayudarnos a enfrentarnos a esta nueva etapa con menor urgencia o necesidad, y por tanto con mayor capacidad para estudiar alternativas, formarse y prepararse para la nueva fase. 

-Participar activamente en el mundo fundacional. En esta nueva etapa se abren posibilidades para aportar experiencia y conocimiento en iniciativas filantrópicas, que permitan seguir en contacto con el mundo profesional, en contacto con las empresas. Nunca se sabe por donde van a surgir propuestas profesionales.

-Emprender, quizás es una de las alternativas más complejas. Convertirse en autónomo y/o montar un negocio solo o con socios, puede resultado complicado. Para ello, todo lo dicho anteriormente es válido, haber reflexionado sobre las alternativas profesionales y capacidades anteriormente, haber invertido en formación y en capital social, haber ahorrado lo suficiente para acometer un posible proyecto en solitario, todo ello te permite explorar esta opción, por qué no. 

Dado el alargamiento de la esperanza de vida y el retraso de la edad de jubilación, los 50 debemos verlos como una etapa profesional larga y fructífera, para la que debemos prepararnos de antemano, de manera positiva y con recursos suficientes.



 

  • 18
  • 0
  • 0

Creado por

ana

ana

Estado del ciclo de vida

Recibida

Recibida

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario
Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información