De empresa desilusionante a empresa Integra

Veo imprescindible la evolución de las organizaciones, de sus valores, cultura y forma de gestión que resultan en la mayor parte de las empresas caducas y decepcionantes, incluso para las personas con más automotivación y vocación de cualquiera de los niveles de su pirámide.  

No solo creo que es posible y ansío que las organizaciones realicen la transformación que las personas demandamos. No es una aspiración solamente de los milenials, es de todos, estamos maduros para ello y ha llegado el momento de cambiar de etapa.

Momento de dejar atrás el modelo anterior que han llevado a que las empresas estén ahogadas por la burocracia, los conflictos internos y los cambios constantes de rumbo, triunfe la ambición mal entendida y la agresividad, y abunde la apatía, resignación, fatiga, estrés, aburrimiento y hasta miedo.. Con empleados que sufren y no son felices.

Para ello será necesario que la alta dirección crea y sea capaz de impulsar el cambio, los accionistas sean más comprometidos y menos especulativos. Seguros de que las mejores decisiones de una organización son las mejores decisiones para el negocio, el cliente, los empleados, el medioambiente y la sociedad; mientras que las decisiones que buscan el máximo dividendo a corto plazo para el accionista no va a beneficiar a nadie a medio y largo plazo.

¿Valores por tanto?: Integridad, Responsabilidad, Respeto, Visión y sostenibilidad, Orientación al cliente,  Propósito e impacto social positivo.

El requisito: que la alta dirección lo crea y sea valiente para impulsarlo.


  • 10
  • 0
  • 0

Creado por

marta noheda

marta noheda

Estado del ciclo de vida

Recibida

Recibida

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información